Authors

Fernando Atria

Document Type

Article

Publication Date

2011

Abstract

Hoy vivimos bajo el imperio de ideas muertas. Nuestro lenguaje político es, en una medida considerable, algo que hoy carece de sentido. ¿Qué puede querer decir, por ejemplo, la frase “la soberanía reside esencialmente en la nación, y se ejerce por el pueblo”? ¿En qué sentido real puede uno sostener sin sonrojarse la idea de que la ley es la voluntad del soberano, y que el soberano es el pueblo? ¿Qué quiere decir que el pueblo sea el titular del poder constituyente, es decir, que la constitución sea del pueblo? ¿Cómo y cuándo puede decirse que una constitución impuesta por un dictador o por un poder de ocupación ha sido apropiada por el pueblo? Esto es lo que este artículo pretende discutir: no como han de responderse estas preguntas, sino como pueden hacerse inteligibles.

Comments

Trabajo presentado en el SELA 2011 en San José, Costa Rica, como parte de la sesión sobre “La fe y la política”.

Share

COinS