Document Type

Article

Publication Date

2012

Abstract

Este texto trata sobre el quórum de supramayoría en la legislación chilena y sobre la jurisprudencia constitucional que se ha desarrollado en torno a él.[1] El texto asume que un quórum supramayoritario para dictar leyes es, en principio, refractario a la idea de democracia. Esto, pues la idea de democracia puede, en principio, exigir para la ley como máximo la mitad más uno de los votos que pueden emitirse, es decir, la mitad más uno de los miembros en ejercicio del conjunto llamado a tomar esa decisión legislativa. Pero no los 4/7 de estos miembros en ejercicio, como es el quórum que en Chile se establece para un conjunto de leyes, leyes que se denominan Leyes Orgánicas Constitucionales (LOC). Y el caso chileno es aún más refractario a la democracia entendida como mayoría, pues para dictar o modificar una LOC se exige que el proyecto aprobado por los legisladores pase un control de constitucionalidad –preventivo y abstracto-, del Tribunal Constitucional. Es decir, la mayoría entendida como la mitad más uno de los votos, no sólo se ve afectada por la exigencia supramayoritaria, sino, también, por esta última exigencia contramayoritaria.

[1]  Se trata del quórum de aprobación, y no del de asistencia. Pues el quórum de aprobación que aquí se investiga se establece con independencia de la asistencia: se refiere a los miembros en ejercicio.

Comments

Artículo presentado en México, D.F., para el SELA 2012, como parte de la sesión sobre “Las instituciones de una democracia operativa”

Share

COinS