Document Type

Article

Publication Date

2003

Abstract

La violencia en la familia presenta un caso especial. El derecho se repliega en este contexto, no tanto por melindres por la brutalidad sino por falta de compasión por el sufrir de las víctimas. La duplicidad que se manifiesta no es solamente que la sociedad se hace de la vista larga frente a la agresión doméstica mientras mirar curiosamente en otros contextos, sino que pasa de la tolerancia hacia el acusado en este ámbito a la inclemencia en otros. Ahora bien, la actitud de negación propaga y se nutre de mucha confusión y ha generado críticas intensas.

Este trabajo diagnostica en vez de criticar. Explica como una narrativa determinada, a saber, la noción de derechos individuales que propugna Locke, no solamente da lugar a la tentación de ignorar la violencia privada sino que facilita una cobertura ideológica conveniente. Este ensayo apunta a una historia diferente, que se inspira en el contrato social de Rousseau y que, además de rasgar el velo teórico, retrata más plausiblemente la relación entre el ciudadano y el Estado.

Comments

Paper presented in the panel on “Violence in Ordinary Life,” at SELA 2003, Violence, in Cuzco, Perú.

Share

COinS