Document Type

Article

Publication Date

2004

Abstract

Los jueces ejercen una potestad pública. Conforme al ideal democrático, todo ejercicio de potestades públicas debe ser atribuible a la voluntad popular. La voluntad popular o general no existe sin embargo como hecho bruto, puesto que el pueblo o la nación sólo pueden concebirse como unidad en términos normativos, no naturales. En otras palabras, el pueblo o la nación carece de voluntad porque no es un sujeto que tenga estados mentales. La voluntad popular o general es así atribuida normativamente a un pueblo o nación entendido también normativamente. Esto significa que, en principio, todo ejercicio de potestades públicas, no solo la judicial, es problemático desde el punto de vista del ideal democrático.

Comments

Paper presented in the panel on “The Judicial Power in a Democracy” at SELA 2004, The Limits of Democracy, in Oaxaca, Mexico.

Share

COinS