Document Type

Article

Publication Date

2004

Abstract

Si examinamos el paisaje institucional de la Europa contemporánea, nos quedaremos impresionados por la relevancia de los Tribunales Constitucionales. A lo largo de una evolución que se inició después de la Primera Guerra Mundial y que alcanzó su clímax tras la caída del comunismo, la mayoría de los países europeos han creado esos tribunales especiales para garantizar la supremacía de sus Constituciones frente a la legislación ordinaria. Europa está hoy vinculada claramente al “modelo centralizado” de justicia constitucional, en el seno del cual un único tribunal es competente para invalidar las leyes, mientras que los Estados Unidos ejemplifican el “modelo descentralizado”, donde todos los tribunales pueden dejar de lado las leyes (a los efectos de resolver un caso) si las consideran contrarias a la Constitución.

Comments

Paper presented in the panel on “The Judicial Power in a Democracy” at SELA 2004, The Limits of Democracy, in Oaxaca, Mexico.

Share

COinS