Document Type

Article

Publication Date

2009

Abstract

La ley penal castiga, en diversas hipótesis, las relaciones sexuales con personas menores de edad, incluso en casos en que ellos han prestado su consentimiento para tales relaciones. En el pasado, el castigo penal de tales relaciones parece haber servido más bien a la protección de la moral de la época y del poder monopólico del padre de familia para decidir sobre la sexualidad de sus hijos de una forma eficiente para los intereses de la familia que encabezaba (sobre todo, para promover alianzas matrimoniales convenientes). En las leyes penales actuales, todavía puede apreciarse la atención a los intereses familiares cuya protección se encomienda al padre (o a ambos padres), si bien junto a la protección de los intereses del menor de edad, todo ello bajo el tópico de la “incapacidad de consentimiento sexual”.

Comments

Trabajo presentado en el SELA 2009, dedicado al tema de Derecho y sexualidades, en Asunción, Paraguay, como parte de la sesión sobre “Sexualidad infantil.”

Share

COinS